«Las habilidades se entrenan, la actitud no»

En el reparto de genes me tocó el de la miopía y el de mejorar las cosas.
Hace unos años estaba en Hungría, en una sala con una pizarra llena de post-its y hablando en inglés con personas de 8 países distintos. Mi zona de confort se había ido de vacaciones.
Aún no sabía que estaba haciendo Design Thinking y ahora, gracias a esa experiencia, sé que soy Service Designer de corazón. Luego llegaron el UX y el diseño gráfico para quedarse. Después nació Wococo y me enamoré de él y de cómo le construimos. Si quieres saber más, cotillea y contáctame.