«En el otro lado de tu miedo máximo están las mejores cosas de la vida«

Will Smith

En el reparto de genes me tocó el de la miopía y el de mejorar las cosas. Hace unos años estaba en Hungría, en una sala llena de post-its y hablando con personas de 8 países diferentes para mejorar un servicio de la empresa para la que trabajábamos. De repente, empecé a notar un cosquilleo en la barriga parecido al que tienes cuando te enamoras, y descubrí que era el Design Thinking entrando por mis venas.

Fue entonces cuando mi zona de confort decidió irse de vacaciones y me dejó una nota en la mesilla de noche que decía: «Ahora que por fin has conocido tu pasión, el diseño, creo que es momento de que te lies la manta a la cabeza y te vayas con él. Yo me voy con mi confort a otra parte.»

Así fue como el diseño y yo recordamos viejos tiempos y redescubrimos pasiones escondidas: mi primer dibujo con ceras, las tardes de manualidades con mi madre, los cuentos, los libros, incluso las enciclopedias de arte, los edificios que veo por la calle, las conversaciones con mi padre sobre las nuevas tecnologías y gadgets que salían, los efectos especiales de las películas y hasta la ropa que les hacía a mis muñecas.

Quería vivir con mis pasiones cerca, llevarlas en mi bolsillo además de en mi interior, y decidí que era el momento de hacer un cambio de sector profesional. Con la ilusión de una niña que tiene un montón de pinturas a estrenar, estudié diseño gráfico, experiencia de usuario y diseño textil.

Hoy, como diseñadora de asistentes conversacionales participo en la creación de chatbots y skills de Alexa; y como amante del Do It Yourself y diseñadora textil emprendo un proyecto de formación y divulgación de creatividad, diseño textil y costura.

Amante del chocolate y los puzzles, visité un avión abandonado en una playa de Islandia, me tiré en paracaídas y vi amanecer en la cumbre del Teide. ¡Ah! Y si me retas al juego de las 7 diferencias, seguramente te gane.

Si te sientes identificad@, quieres compartir algo o colaborar conmigo, puedes contactarme, te prometo que tendrás respuesta.

¡Nos vemos!

P.D. En el pie de página te dejo mis canciones y conferencias preferidas, por si te has quedado con ganas de saber más.